Lentil, el perro embajador de los niños con malformaciones.

La historia del perro de raza bulldog francés Lentil ha derretido el corazón de miles de internautas. Originario de Filadelphia, Estados Unidos, este cachorro nació con un labio leporino y con otras malformaciones faciales que le impedían alimentarse con normalidad de la madre. Único superviviente de una camada de cuatro cachorritos, Lentil pudo salvarse gracias a los cuidados de Lindsay Condefer, una voluntaria de la Red de Rescate de Bulldogs Franceses de Filadelfia. Como si de un hijo se tratara, Linsay lo alimentó durante tres meses con una sonda cada dos horas y posteriormente cada tres horas.

lentil malformaciones

Cuando Lentil ya se hizo más mayor, los veterinarios Alexander Reiter y John Lewis lo operaron con la colaboración del cirujano plástico Jesse Taylor del Children’s Hospital of Philadelphia. Estos profesionales ya habían trabajado con perros y animales con paladares hendidos, pero este caso era distinto porque Lentil también tenía labio leporino. Ya que el labio era un problema cosmético que no le impedía comer y beber, acordaron arreglarle sólo el paladar.

El caso de Lentil se enmarcó dentro de un programa de la Children’s Craniofacial Association, que ayuda a niños a enfrentarse a problemas cráneo faciales y aumentar así su auto estima. El objetivo es se sientan menos solos y entiendan que a pesar de sus diferencias, son igual de normales que el resto. Según el cirujano Jesse Taylor, su pasión es “ayudar a esos niños y a sus familias a sentirse completamente normales dentro de la sociedad”. “Es importante que estos niños con diferencias faciales se sientan como uno más al interactuar con otras personas”, afirma Taylor. Lentil se volvió así un Embajaperro que en una semana ya había recaudado más de 8000 dólares para la Asociación.

Lentil childrens craniofacial associations

Esta bolita de pelos ya ha visitado a miles de pacientes y la fama como perro embajador no hace más que aumentar. Deslumbrada por la fuerza y la voluntad de su pequeño protegido, que a pesar de su hándicap rebosa de alegría de vivir, Lindsay decidió escribir la experiencia en un blog (mynameislentil.blogspot.com) y abrió la página de Facebook: “Mi nombre es Lentil” donde nos cuenta sus progresos y publica sus fotos como si de un famoso se tratara. Y no es para menos: ¡la página ya cuenta con más de 100.000 fans! “No pensé que fuera posible recibir tanto apoyo. Sin darme cuenta, este cachorro me ha cambiado la vida”, afirma esta joven de 35 años.

Emocionada por la ayuda y el apoyo que recibe a diario, Lindsay espera que la historia de su perro Lentil ayude a sensibilizar el público en relación a otros animales que no nacen igual que los otros.

Fotos: Facebook MyNameIsLentil
 


468 ad

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Leer entrada anterior
abandono de perros
Causas del abandono de los perros

Las causas por las q...

Cerrar