¿Qué hacemos con los gatos asilvestrados?

Los gatos asilvestrados representan un grave problema de higiene y salud pública en los núcleos urbanos. Buscan alimento en los contenedores, se pelean y se aparean provocando situaciones molestas o peligrosas para los vecino y muchas veces malviven con enfermedades que les hacen sufrir.

Un gato asilvestrado es aquel que vive en los núcleos urbanos y que proviene de un abandono o, la mayoría de veces, son descendientes de otros gatos asilvestrados. Debido al tipos de sexualidad de los gatos, poliéstricos estacionales, pueden tener varias camadas el mismo año con lo que los gatos asilvestrados aumentan en número muy rápidamente.

Estos gatos se agrupan en lo que llamamos colonias. El número de individuos en cada colonia tiene un máximo, que cuando es superado provoca peleas entre los gatos al no encontrar alimento para todos.

Para controlar la población de gatos en un principio se pensó en la recogida y eutanasia de estos. Este sistema se ha mostrado ineficaz al mismo tiempo que poco humanitario, ya que no debemos olvidar que si hay gatos asilvestrados es por la irresponsabilidad de los propietarios que abandonan o dejan escapar a sus mascotas.

El método más eficaz, utilizado ya actualmente por muchos municipios, es el mantenimiento de las colonias, proporcionando a los gatos una fuente continua de alimento y bebida, y el control reproductivo de estos gatos.

Para esta labor se cuenta con la ayuda de voluntarios/as que alimentan correcta y discretamente a estos gatos con el amparo del municipio, y con el sistema llamado Captura-esterilización-retorno (TNR en inglés) .

EL TNR consiste en la captura de los gatos, su esterilización,  marcaje (actualmente con un corte en la oreja) y posterior liberación del gato en la misma colonia. Esto mantiene el número de gatos estable y evita la reproducción de estos, lo que a la larga hará disminuir el número de gatos asilvestrados.

Este trabajo se lleva a cabo en muchos municipios como una labor conjunta entre voluntarios/as, los servicios municipales y los veterinarios del mismo municipio.

 


468 ad

4 Comentarios

  1. Fronda Magatzem

    Por este motivo, lo que siempre se recomienda es no comprar a los animales, sino adoptarlos ya que, es muy importante para que la gente tome conciencia sobre el abandono y las consecuencias que genera.

    • Ricard

      Totalmente de acuerdo Fronda. Gracias por tu aportación.

  2. Hola:))
    Me gusta mucho como escribes, como publicas, lo bien que esta ordenado y todo tu blog. A mi me haría mucha ilusion que visitras mi blog de especies de animales extraños
    Besos, Ainhoa y los animales

    • Ricard

      Un placer Ainhoa cuando quieras :-)

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Leer entrada anterior
basenji
Basenji, el perro que no ladra

El Basenji se consid...

Cerrar