¡Vuelve la rabia!

Después de más de 4 décadas de consideraba la rabia erradicada en España aparecen un nuevo caso en Toledo que hacen saltar las alertas. Esta enfermedad ahora ya solo la conocían nuestros padres y madres por las campañas de vacunación y nuestros abuelos y abuelas que aún recuerdan algunos casos  de rabia en personas.

La rabia es una enfermedad causado por un virus Lyssavirus, de la familia Rhabdoviridae. Es una enfermedad neurológica, ya que el virus viaja a través de los nervios una vez ha entrado en el organismo. Los  animales contraen la enfermedad  por la mordedura de un animal infectado, ya  que el virus de la rabia lo encontramos en la saliva de estos animales.

Este virus tiene diferentes tipos y puede afectar a muchas especies diferentes de mamíferos, siendo los murciélagos y los perros los principales reservorios de los virus de la rabia que pueden afectar a las personas.

La alarma principal que provoca la rabia es la posibilidad de contagio entre especies y la alta mortalidad de este. Si se instaura la enfermedad en  perros o personas y se presentar los síntomas neurológicos típicos de esta enfermedad,  la mortalidad llega al 100% de los afectados.

Gracias a las vacunaciones masivas de perros y gatos y al control fronterizo, España se considera libre de rabia desde 1966, aunque apareció un caso de rabia en 1975 que duró hasta 1978 y afectó a 126 animales y causó la muerte de  una  persona.

 

¿Qué ha pasado en Toledo y Catalunya?

El movimiento de animales entre España y Marruecos ha llevado a la presencia de un caso de rabia en Toledo en junio del 2013. Este perro, que había estado viviendo en Catalunya, viajo a Marruecos donde contrajo la enfermedad. En Toledo, donde se le escapó al propietario,  causó heridas a 4 niños y un adulto que rápidamente fueron tratados quedando fuera de peligro. La tipificación del virus demostró su procedencia marroquí.

 

Medidas de control y prevención

Según los protocolos para los casos de rabia se instauró la alerta 1 en los lugares dónde había estado el perro, tanto en el lugar del incidente, en Toledo, como el lugar de procedencia del animal, en algunos municipios de Catalunya, dónde actualmente no es obligatoria la vacuna de la rabia.

Este nivel de alerta significa la vacunación obligatoria de todos los perros, gatos y hurones. Los no vacunados se deben vacunar con dos dosis separadas 3 semanas, y se debe revacunar a todos aquellos que hace más de 6 meses de su anterior vacunación.

 


468 ad

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Leer entrada anterior
800px-Bo_and_Obama
El secreto del perro de Obama

La tradición america...

Cerrar